ALL POSTS, FAIRLY FLUENT, re: views of the world, spanish

Guia a las ‘fake news’ para idiotas como yo

Capitulo Uno:

La tecnología,

mi cruz

Capitulo Uno: La tecnología, mi cruz

Yo diría que siempre he mantenido una relación profesional con la tecnología. Claro, siempre la he necesitado para mi trabajo/escuela, pese a que al fin y al cabo me molesta. Pero pregúntale a cualquiera de mis amigos y te dirá lo contrario: mi susodicha relación con tecnología no existe. Varios amigos me han dicho (más de los que me gustaría admitir, por desgracia) “que locura es verte con el móvil”. Miro a la pantalla como si yo ya fuera vieja, según ellos, como si algo faltara, como si la tecnología en mi mano viniera de otro planeta y no importa cualquier interés de mi parte por la tecnología, jamás la comprendería. Y no me digas que esa peculiaridad significa que soy cool o excéntrica, para nada: mi guia interna para el diagnóstico siempre es lo mismo: “apagarlo y encenderlo de nuevo,” sin importar si el problema tecnológico sea el home banking, las redes sociales o un virus pop-up. No me di cuenta que mi analfabetismo tecnológico era algo grave, hasta hace poco (aún me daba igual cuando mi estupidez casi me costó mi puesto universitario en el semestre uno, pero esa es otra historia). Sí, solo me di cuenta hace un par de meses. Para ser más específica, cuando rompí nuestra impresora y mi padre me dijo “si sigues así, nunca vas a conseguir trabajo.” Oof. ¡Qué bárbaro! ¿No?

Fue en ese momento que decidí cambiar mi actitud. Tras tres meses en la cuarentena decidí matricularme en un curso online que me llamó la atención. Entonces fue para mi desarrollo personal que elegí ‘El Periodismo Digital Y Combate A Las Fake News’. Quise aprender cómo funciona el aula en línea, la edad mediática (en vez de la edad media, perdoname Edinburgh University History department) pero más que todo quise discutir teorías de la conspiración con mis nuevos colegas en el foro. (¡No me mires así, los sombreros de aluminio me quedan bien!) No estaba preparada para todos los términos tecnológicos ni en ingles ni en el español (imagínense). Muy rápido, me di cuenta que mi ignorancia tecnológica al mundo moderno a mi alrededor me hizo vulnerable a las ‘fake news’.

Capítulo 2:

Una lección

Seguimos nuestra historia con una lección. Dos eventos coincidieron; mis compañeras de piso y yo empecemos a mirar ‘Black Mirror’ cada noche a la vez que yo empecé mi curso en línea. ‘Black Mirror’, para aquellos que no lo saben, es una serie de ciencia ficción distópica que analiza las consecuencias siniestras de las nuevas tecnologías.

El problema con mirarlo a la vez de hacer el curso (y una pandemia global) es que uno no se sabe lo que es real o ficticio. Después de aprender todo lo que tenía sobre la ‘explotación del usuario’, ‘el robo de propiedad intelectual en línea’ y ‘la ilusión del proceso democrático en la era de las redes sociales’, no pude evitar la sensación de que estábamos viviendo en una distopía ya. Eso, y la actual pandemia global que nos ha hecho incapaces de mirar fuera de nuestras pantallas (que se convierten en “espejos negros”/ black mirrors que se reflejan en nosotros incluso después de apagarlos). Todos nosotros peleando por la conexión a Internet más fuerte, esclavos del servidor…. Bueno, digamos que todo se puso mejor al momento en cuando empecé mirarlo con el fin de buscar easter eggs (referencias encubiertas) en lugar de una lección sobre el mundo actual.

Claro, la lección oficial vino con mi curso (verificado por la universidad y no de una serie en Netflix). Aprendí cómo distinguir la verdad y mentira en una sociedad posverdad- verdaderamente útil para una idiota como yo, que desde niña andaba con la cabeza en las nubes. Pero al final me di cuenta que no era culpa mía; ¡vivía en una sociedad posverdad! (la sociedad posverdad: referido a circunstancias en las que los hechos objetivos son menos influyentes que las emociones/ creencias personales en la opinión pública). En este contexto todo tiene más sentido. Lo que mis colegas ya sabían, yo estaba aprendiendo por la primera vez:

  • Obvio: las noticias falsas viajan más rápido que las verdaderas. Si hoy en día se considera el iPhone como una fuente de ‘primera mano’, muy a menudo se confunde lo ‘viral’ con la veracidad.

  • La alfabetización mediática es una manera de evitar el poder de las noticias falsas en la sociedad (¡no me mires así!) Normalmente las fake news son para descreditar ¿verdad? Entonces, cuando una sociedad es llena de fake news es obvio que va a afectar la medida en que los ciudadanos votan. De esta manera pasa lo que pasa en Brasil con Bolsanero y en EEUU con Trump.

  • Aunque fue Trump quien popularizó el concepto de fake news en 2016, las noticias falsas no son un fenómeno nuevo. Lo que pasa ahora es que se han intensificado debido a la velocidad en la transmisión de la información a través de las redes sociales. Es decir, en este contexto (en que empresas de inteligencia usan los datos y los perfiles online para llevar a cabo una táctica de microtargeting dirigida a personas que podían respaldar por ejemplo el Brexit en el 2016 UK referéndum) la difusión de fake news puede ser usada como una práctica gravemente antidemocrática. ¿Los afectos? Muy nocivos en la sociedad….

Capítulo 3:

Mis ‘fake news’ favoritas

Para no arruinar el buen estado de animo que he creado hasta ahora, vamos a hablar de algo más ligero. Después de tanto tiempo leer sobre los ideológicas nuevas y aún más complejas (autorregulación en periodismo digital, ética y deontología, la dictadura mediática y el capitalismo cognitivo etc.) mi profesor en línea me puso una pregunta muy simple. ¿Has caído una vez en una noticia falsa? Y aunque en el foro, mis colegas muy orgullosos, contestaron que no, nunca les ha pasado, yo tuve que ser honesta. Como soy idiota, me ha pasado muchas veces, más de los que me gustaría admitir, pero vamos, para animarles un poco…. Les presento con mis fake news favoritas, las cuales en que he caído:

1. Richard Branson

Desde que el virus tomaba control de mi sistema, me hizo muy vulnerable a las noticias falsas. Para aclarar, sí, estoy hablando del virus informático: en mi caso, gracias a dios, la amenaza más grave daña los archivos existentes y no los pulmones.

Así es como funciona un virus informático: después de la ejecución del archivo infectado, el virus se activa, y empieza a mandarte ventanas emergentes no deseadas (pop-ups). De esta forma, dentro de un par de días, me convertí en una víctima de “micro-targetting” y empecé a recibir miles de pop-ups y noticias falsas sobre Richard Branson.

Cuando hice clic en esas pop-ups de Branson, las noticias me contaron que yo misma acaba de heredar un pequeño patrimonio de un familiar lejano: Richard Branson. ¡Qué raro! ¿verdad? Hasta que supe, no tenía nada que ver con este personaje.

Estudiar las actividades en línea del usuario, el virus obtiene un ‘perfil del cliente,’ accediendo información como sus preferencias políticas e ideológicas. Entonces, en mi caso los pop-ups se trataron de cuestiones que “me preocuparían” especialmente. Para ser especifico, me mostraron fake news sobre mis enemigos: o sea veteranos de derechas y mafiosos. Donald Trump se murió; Jeremy Clarkson estuvo es serios apuros; y Boris Johnson contrajo una enfermedad grave (espera un momento…). La aplicación a las emociones es una característica de las fake news-ya lo sabía. Pero para ser honesta, solo logré detectar la falsedad de las notas cuando seguí el enlace. Todas estas pertenecían al mismo sitio de web: un periódico en línea que se llamaba ‘The Daily Mirrror,’ sí, se escribe con cuatro ‘r’s. Imagínense. Una estafa obvia del ‘Daily Mirror,’ un periódico de izquierda que el virus presumía que yo leyería. ‘The Daily Mirrror’ me hizo recordar a Black Mirror, y ese mismo sentimiento de miedo y malestar. Uno no se puede confiar en nadie. ¿Cuándo llegará mi herencia del Señor Branson? ¡Necesito ir de vacaciones ahora!

2. Las redes móviles de quinta generación, popularmente conocidas como 5G

Mis amigas recordaran un monologo humorístico que vimos en un bar el año pasado. La comediante tuvo un sketch sobre el fin del mundo. “5G… FIVE G… ¡ya viene!, ¡ya viene!!!!!” Según ella, todo era cierto: el apocalipsis tendrá algo que ver con 5G y su diseminación. En June 2020, como si fuera una nueva revolución Luddite, se han detectado casos en este país en los que personas han boicoteado y saboteado las antenas de telefonía. Según ellos, 5G propaga el coronavirus.

Aunque yo no fuí una de esas personas que demolieron las antenas, admito que lo hubiera hecho. Con mi incomprensión total alrededor de la tecnología de 5G, estaba preparada a creer cualquier teoría de la conspiración. Eso y la memoria fuerte de la comediante y su mirada tan aterrorizada. “5G; ¡ya viene!”

3. ‘Brexit Bus’

Las mentiras, falsos argumentos y ‘fake news’ han formado parte del debate sobre el Brexit desde el principio. Mira este bus. Hasta yo caí atrapada en esta trampa…

Lo único que puedo decir sobre la estrategia de nuestro gobierno para combatir el coronavirus es esto: necesitamos un ‘herd immunity’ contra las fake news….

Capítulo Cuatro:

¿La alternativa?

Después de tanto esfuerzo necesitamos un descanso, ¿verdad? Okay, ahora vamos a viajar a un mundo totalmente distinto. Cierra los ojos. Respira despacio conmigo y permite que tus energías positivas se anclen en tu campo áurico y en tus chakras.  Visualízate parado frente a un futuro mejor. En este mundo, las personas unidas con el apoyo de tecnologías pueden desarrollar visiones colectivas. El poder de ser informado es accesible a todos; esta es una sociedad cooperativa y una democracia colaborativa. Todo el software en este mundo está orientada a la acción que fomenta la convivencia y la cultura participativa. Y Netflix es gratuito para todos los ciudadanos. Bienvenida a la Ciber-utopía.

Conclusión:

Quítate el sombrero de aluminio

y ten fé.

En los años noventa, creyeron que estábamos en la cúspide de una nueva era de democratización política: las ‘ciber-utopías’ pensaron que el intercambio basado en la computación podría ayudar el desarrollo de la democracia. Pero, según los eventos de los años 2016 y 2020, todavía no hemos llegado a esa etapa. Por lo tanto, hasta que exista un ‘ciber-utopía’ hay que tener cuidado con las fake news.

Entonces, aquí reproduzco una guia básica para identificar las noticias falsas (antes de mandarlas a tus grupos de WhatsApp): ¿Confirma completamente tus convicciones o te genera alguna repulsión? Es probable que seas víctima de un ‘microtargetting.’ ¿La noticia cita cifras de investigaciones? ¡Si es como el ‘daily mirrorrr’ no me digas más! ¿Hay otros medios que reproducen la misma noticia? Si no, ya tu sabes… ¿La noticia está pidiendo que crees en ella? Si te está prometiendo dinero, olvídate ya.

En resumen, quítate el sombrero de aluminio, y ten fé. Lo sé: lo nuestro no es un ‘ciber-utopía’ pero tampoco es la distopia que presenta ‘Black Mirror,’ (¡ni la del ‘Daily Mirrror’!). Solo es que tenemos que estar más conscientes que antes. Todavía no ha llegado el fin del mundo, pero mis consejos son estos: ponte blu-tac encima de tu webcam y que le oiga decir “por favor” y “gracias” cuando habla con Siri y Alexa. Por si acaso.

Original illustration © Leyla Reynolds, additional edits by Sofi Pla

Manual de periodismo ciudadano y combate a las fake news, que podrá descargar en el siguiente link: http://dialogosdemocracia.humanidades.unam.mx/wp-content/uploads/2019/06/Manual-Periodismo-Ciudadano.pdf 

“Las fake news (un manual de desuso)”, autoría de Fabrizio Mejía y publicado en Proceso, el cual podrá consultar en el siguiente link: https://www.proceso.com.mx/597836/las-fake-news-un-manual-de-desuso 

“La era de la posverdad en la sociedad del riesgo”, de la página 61 a la 81, autoría de Héctor Alejandro Ramos Chávez, el cual podrá consultar en el link: http://ru.iibi.unam.mx/jspui/bitstream/IIBI_UNAM/L151/2/posverdad_noticias_falsas_s.pdf

 Fake news ‘vaccine’ works: ‘pre-bunk’ game reduces susceptibility to disinformation: https://www.cam.ac.uk/research/news/fake-news-vaccine-works-pre-bunk-game-reduces-susceptibility-to- disinformation

Leave a Reply

Your email address will not be published.