ALL POSTS, FAIRLY FLUENT, re: views of the world, spanish

Yo, La Peor De Todas

En uno de mis cursos de Español de este año,  tuve la oportunidad de “encontrarme” con Sor Juana Inés, al leer algunos de los numerosos escritos sobre ella,  comprendí que SJ conserva una gran presencia en nuestro siglo. Aún si no estamos consciente de esto, ella actúa como guía a las batallas y movimientos contra la desigualdad de género de hoy y me atrevo a decir sin ningún miedo, que ella es una de las fundadoras del feminismo. De hecho, sus trabajos son considerados como proto feministas y si ella hubiera nacido algunos  siglos más tarde, no habría tenido que enfrentarse a la ignorancia de sus tiempos. Sin embargo,  gracias a su desgracias, ahora podemos encontrar inspiración y fortaleza en sus palabras.

Con este pequeño homenaje a Sor Juana Inés de la Cruz, os deseamos un feliz día de la mujer

Sor Juana Inés de la Cruz – Poeta, Escritora, Inspiración.

Sor Juana Inés de la Cruz nació durante el siglo XVII, en el pleno del período barroco en una ciudad Mexicana, en este siglo llamada Nepantla. Hoy en día ella se considera la décima musa y además, una de las primeras figuras hispanas a escribir sobre temas feministas antes de que el feminismo se estableciera. Sor Juana empezó a leer y escribir a las espaldas de su familia desde pequeña edad y sería demasiado tarde el momento en el cual su madre descubrió su amor  para leer y escribir, porque ya sería muy profundo e irremplazable de su alma.

En la México del siglo XVII, las mujeres no eran consideradas dignas de tener los mismos privilegios de los hombres, como estudiar, participar en la sociedad o simplemente existir sin ser acompañadas por hombres, sus familias o la iglesia.  Las carreras disponibles no eran variadas, pero bien definidas: el matrimonio con hijos o dedicarse a la fe.

‘Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis.’

Al llegar a la adolescencia, Sor Juana no tuvo el permiso de ir a estudiar a la Universidad de México como quería, en vez su familia la envió a la ciudad para ser una de las damas de los virreyes de España, donde su inteligencia no pasó inobservada. Así tanto que durante su estancia en el palacio de los virreyes, todos los hombres que trabajaban en universidades o hacían parte de la iglesia, fueron invitados al palacio para examinar la Poeta. Durante esta reunión Sor Juana tuvo que responder a todas las preguntas planteadas sin la ayuda de libros, lo único permitido fue su maravilloso cerebro lleno de informaciones que ella estudió sola. Si bien las preguntas eran de materias diferentes, SJ dio las respuesta correcta para cada una, dejando los hombres en la sala boquiabierto. Su popularidad llevó mucho interés y propuestas de matrimonio, y cada fue rechazada.

para la total negación que tenía al matrimonio, era lo menos desproporcionado y lo más decente que podía elegir en materia de la seguridad que deseaba de mi salvación.’

Su historia de amor con las letras no siempre iba a ser sencilla y sin problemas. Sor Juana Inés se encontró con muchas personas que no la apoyaron a conseguir su creatividad; Después de haber vivido con los virreyes SJ decide de entrar en el Convento de San Jerónimo, aprende el latín en sólo 20 lecciones y empieza así su nueva etapa.

Desafortunadamente, su inclinación fue recibida como una amenaza a la ‘santa ignorancia’ y al convento en el cual vivió, así tanto que los nuevos virreyes de España, que empezaron a tener mucho cariño para la escritora, decidieron de formar una amistad con ella para protegerla desde la Inquisición y de la iglesia, la misma que antes de su entrada le prometió que el convento iba a ser un espacio seguro para sus pasiones.

En el 1690 salió a la luz un escrito de SJ titulado ‘Carta Atenagórica’, publicado sin su acontecimiento y permiso, era una crítica de un texto religioso muy conocido. Poco después, una crítica fue publicada bajo el pseudónimo de Sor Filotea de la Cruz contra la ‘Carta Atenagórica’ de SJ; en esto no había ningún comentario sobre las teorías o conceptos explorados en la carta, la crítica fue solemnemente centrada en juzgar SJ. Bajo el seudónimo, el autor decidió recordar a la poeta de dedicarse a su papel de monja y de mujer, y no a la escritura porque esta pertenecía a los hombres.

‘¿En perseguirme, mundo, qué interesas? 

¿En qué te ofendo, cuando sólo intento 

poner bellezas en mi entendimiento 

y no mi entendimiento en las bellezas?

No obstante las duras reprobaciones, la escritora publicó la ‘ Respuesta a Sor Filotea’, un ensayo donde utilizó la ironía para referirse al autor, y muestra su inteligencia y anécdotas personales. No se trataba de un escrito sobre la obra originalmente examinada, pero de un tema casi íntimo; exploró las opresiones de las mujeres en el siglo, sus pensamientos sobre los temas y explicó con ejemplos indiscutibles, porque las mujeres deberían tener la mismas oportunidades del género opuesto.

‘Mis estudios no han sido en daño ni en perjuicio de nadie, ¿quién los ha prohibido a las mujeres? ¿No tienen alma racional como los hombres? ¿Qué revelación divina, que determinación de la Iglesia hizo para nosotras tan severa ley?

Las numerosas e incesantes críticas inferidas a Sor Juana la forzaron a dejar sus estudios, escritura y la maravillosa biblioteca que tenía. Esta biblioteca, considerada la más grande en América Latina, fue vendida bajo el orden de la iglesia; la quitaron de los objetos científicos e instrumentos regalados a ella con el intento de estorbar su creatividad y arrancarla desde la historia. Sin embargo, Sor Juana continuó a ser parte de la historia y al momento de renovar sus votos (que no incluían el estudio y la poesía), los firmó con su sangre como último signo de desafío: yo, la peor de todas.

En una historia, la nuestra, llena de batallas, sangre y violencia hacia las mujeres, descubro en los trabajos de SJ, inspiración y calma. Sus poemas contienen verdades invariables en sus tiempos y en los nuestros y se que parece imposible pensar que el feminismo explorado por Sor Juana no se alinee con el del siglo XXI, pero es un recordatorio de que seguimos a contender la lucha contra la desigualdad de género.  Espero que podáis encontrar inspiración en SJ.

2 thoughts on “Yo, La Peor De Todas

Leave a Reply

Your email address will not be published.